GUARDERÍAS PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD

by

En apoyo a las madres trabajadoras aseguradas, con hijos con discapacidad moderada, el Instituto Mexicano del Seguro Social cuenta con 27 guarderías llamadas “integradoras”, únicas en todo el mundo, en las que se atiende a niños desde los 43 días de nacido hasta los cuatro años de edad, con estas características; quienes además de recibir atención especializada, conviven con infantes sin discapacidad, a fin de que tengan una mejor rehabilitación, se sientan parte de la sociedad y en el futuro accedan a ella con mayor facilidad.

 

            Distribuidas en 18 estados de la República Mexicana, estas guarderías atienden a niños que presentan ceguera, retraso mental, Síndrome de Down, sordo-mudos, con ausencia de extremidades o amputación parcial, parálisis cerebral infantil leve o moderada (asociada a problemas sensoriales), alteraciones del lenguaje, epilepsia con control farmacéutico, hidrocefalia y labio paladar hendido, entre otras enfermedades.

 

            José Islas Moreno, jefe de la División de Desarrollo y Evaluación de Programas Operativos de la Coordinación de Guarderías del Seguro Social, señaló que este servicio también se brinda a padres viudos o divorciados que tienen la custodia del niño. Esta prestación es una opción que ofrece una mejor calidad de vida tanto al niño como a sus padres, pues además permite que sus progenitores no renuncien a su trabajo, algo frecuente en estas familias.

 

            Estas guarderías están divididas en dos áreas, una que atiende a niños regulares, y la otra a pequeños con discapacidad, aunque hay un solo filtro, ya que no existen barreras físicas, “es como dos guardería en una”. Una vez que el médico ha dado de alta al niño, éste pasa al área regular -cuando ya está en óptimas condiciones-, por ejemplo, cuando ya superó el problema, al recibir la rehabilitación física o la del lenguaje, o bien ya fue operado para solucionar el daño de labio y paladar hendido.

 

Islas Moreno indicó que falta por entrar en operación sólo una de las guarderías con este servicio. Se abrieron recientemente una en Mazatlán y otra en Hermosillo.

 

Al cuidado de los niños se encuentra un equipo multidisciplinario conformado por una coordinadora del área, de preferencia psicóloga, con especialidad en atención a personas con discapacidad; terapeutas físicos, en psicomotricidad, en lenguaje, ocupacional, aprendizaje, estimulación temprana y discapacidad intelectual, y de un doctor especialista en medicina física y rehabilitación.

 

Aclaró que estas guarderías integradoras no son centros de rehabilitación, pues la mamá o el tutor debe llevar a su hijo sus terapias de rehabilitación por fuera, ya sea de manera particular o dentro del Seguro Social, para ello la madre puede pasar por el niño para que asista a sus sesiones y posteriormente regresarlo a la guardería, mientras concluye su jornada de trabajo.

 

            Estas guarderías funcionan en un inmueble en el que se cuenta con el espacio suficiente para que ambas poblaciones estén independientes, pero a la vez pueda convivir, a fin de favorecer la integración paulatina de los niños a un ambiente común y armónico. Para ingresar en el área de discapacidad no se considera su edad cronológica, sino su nivel de desarrollo y habilidades, todo ello de acuerdo a la valoración y dictamen que realiza el médico.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: