CLÍNICAS ESPECIALIZADAS EN ENFERMEDADES CRÓNICAS, MODELO INNOVADOR DE CLASE MUNDIAL

de

  • La prevención de estos padecimientos es una política prioritaria
    • El Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, expuso la conferencia “Situación y Abordaje de la Diabetes en México” ante integrantes del Club Rotario Chapultepec

    Las Unidades de Atención Médica Especializada en Enfermedades Crónicas (UNEMES) de la Secretaría de Salud son un novedoso modelo de “Prevención clínica”, integral, interdisciplinario y de clase mundial, para afrontar el sobrepeso, riesgo cardiovascular, prehipertensión, prediabetes y diabetes mellitus, afirmó el Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.

    Al exponer la conferencia “Situación y Abordaje de la Diabetes en México” ante integrantes del Club Rotario Chapultepec, Córdova Villalobos resaltó que la prevención de estos padecimientos es una política prioritaria, ya que de lo contrario no habrá recursos suficientes para su atención.

    Informó que en México se tienen registrados 6.4 millones de diabéticos, aunque se estima una mayor cantidad, y se espera que en 2025 habrá más de 11 millones con este problema, 99% serán de tipo 2. En 2005 esta enfermedad causó 67 mil muertes, que representa 13% del total de defunciones, así como 400 mil casos, de los cuales 97% fueron de tipo 2, la mayoría debido a sobrepeso y obesidad.

    Señaló que este padecimiento triplica el riesgo de infartos y enfermedad cerebrovascular. Además, es la principal causa de insuficiencia renal, ceguera, amputaciones no traumáticas y hospitalización.

    Detalló que las UNEMES tienen un enfoque bio psicofamiliar que identifique, respete y facilite el desarrollo de las tradiciones saludables e incentive la participación social, lo cual repercutirá en ahorros en la prestación de servicios y en capacitación al personal de salud.

    Dio a conocer que también a partir de este año se incrementa el presupuesto para prevención a 35%, en lugar del 20% que se destinaba anteriormente. De igual manera se enfatizan acciones como promoción de la actividad física, orientación alimentaria, política fiscal para alimentos no saludables, programas de control y reducción de peso, diagnóstico temprano, niveles de glicemia adecuados y educación sobre diabetes.

    Detalló que las metas que se pretenden alcanzar son el control de por lo menos la mitad de los diabéticos, 60% de los hipertensos, que 30% de los fumadores abandonen esta adicción, 60% de pacientes con dislipidemias tengan cifras menores a 130 en colesterol de baja densidad, reducir 60% el colesterol total en pacientes con hipercolesterolemia y que 90% de las cooperativas escolares ofrezcan alternativas de consumo de alimentos, porque el problema inicia desde la infancia.

    También se pretende que 85% de los niños practique actividad física por lo menos cuatro horas a la semana, que 30% de los obesos reduzca 10% su problema, incorporar a 75% de enfermos diabéticos en programas de ejercicio, 90% de capacitación a las personas en hábitos nutricionales y diagnóstico oportuno de complicaciones en 70% de los diabéticos.

    Asimismo, dijo que es necesario implementar el ejercicio y la dieta como una parte primordial en el manejo de la diabetes, ya que en muchos casos esas medidas son suficientes para controlar los pacientes intolerantes a glucosa.

    El Secretario de Salud señaló que en 2006 se realizaron 40 millones de pruebas de tamizaje, cuatro veces más que en 2000; funcionaron 10 mil grupos de ayuda mutua, se hizo énfasis en la promoción del autocuidado de la salud y estilos de vida saludable, detección de factores de riesgo e identificación de casos probables mediante glicemia capilar.

    De igual manera, se registró un crecimiento de los programas de detección de enfermedades, dado por el impulso de los programas preventivos del Seguro Popular de la Secretaría de Salud, el IMSS e ISSSTE. Con ello, más de 22% de los adultos acudió a realizarse pruebas de determinación de glucosa en sangre y mediciones de la tensión arterial, sobre todo mujeres.

    Lo anterior permitió incrementar entre 2000 y 2005, 13% la detección de diabéticos que antes no sabía que lo eran, lo que representó casi un millón de personas que iniciaron el tratamiento oportuno para su control.

    Al dar el panorama de la situación de las enfermedades crónicas no transmisibles, dijo que han aumentado de manera considerable desde temprana edad, pues hasta 20% de los menores de 10 años sufre este problema; hay una baja adherencia al tratamiento de este tipo de padecimientos y una ausencia del concepto de conducta alimentaria, además de que la actividad física es una práctica esporádica o nula desde la infancia, pues los niños realizan apenas media hora de ejercicio a la semana.

    Finalmente, comentó que el tratamiento de estas enfermedades tiene un alto costo, asociado con la incapacidad, disminución de la esperanza de vida y menor calidad. El cuidado de pacientes ha representado un crecimiento de por lo menos 317 millones anuales, equivalentes al 34% del presupuesto del Seguro Social y se estima que esta cifra se duplicará en los siguientes cinco años si no se trabaja en estrategias para evitarlo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: