Laicidad, ciencia y educación

by

LAICIDAD, CIENCIA Y EDUCACIÓN

· Antonio Lazcano Araujo inauguró en la UNAM las jornadas de reflexión en torno a la educación, la ciencia y la laicidad.

· “El objetivo real contra el aborto y el matrimonio igualitario es golpear la educación pública y laica”, aseguró Lazcano Araujo.

Con el objetivo de promover un ambiente laico en las instituciones educativas, así como para discutir la influencia que la religión ejerce sobre ellas, Antonio Lazcano Araujo inauguró en la UNAM las jornadas de reflexiónen torno a la educación, la ciencia y la laicidad, organizadas junto a Diego Valadés y El Colegio Nacional.

Julieta Arosteguy, Pauline Capdevielle, Roberto Blancarte y Antonio Lazcano Araujo se reunieron en el Auditorio Carlos Graef de la Facultad de Ciencias de la UNAM para llevar a cabo la primera jornada de reflexión, que giró en torno al secularismo, al creacionismo y a la evolución, conceptos fundamentales para entender y pensar la educación a la luz de la laicidad.

“Es difícil la convivencia de la religión con los valores de una sociedad crecientemente democrática y plural”, aseguró Julieta Arosteguy, de la Universidad de Quilmes, al iniciar la jornada compartiendo la historia de cómo fue destituida de la Universidad de San Marcos por afirmarse “atea, abortista y feminista”. La investigadora contó que dicha universidad, infiltrada por un poderoso grupo creyente y conservador, ocultó el carácter religioso de su despido, falseando declaraciones y firmas.

Ocurrido en agosto de 2014, el caso ha tenido trascendencia pública en Argentina, arrojando más de 2 mil fojas de expedientes, dentro y fuera de la universidad. “El principal reclamo laicista que existe hoy no se formula en términos de mayor laicidad sino de mayor democratización de las instituciones estatales”, señaló Arosteguy, que no ha vuelto a dar clases de bioética en una universidad.

Pauline Capdevielle, de la Cátedra Extraordinaria “Benito Juárez”, explicó que la laicidad es un régimen de autoridad recíproca entre el Estado y la Iglesia para asegurar las libertades de todos; las instituciones privadas tienen derecho a compartir su doctrina mediante la enseñanza y el Estado está obligado a impartir una educación que respete las creencias de las personas; la universidad pública debe ser laica, científica y popular.

“Hoy en día tenemos una activación de sectores conservadores, de corte religioso, que han cambiado sus estrategias para poner sus pautas de moral, obstaculizando la laicidad, que es la separación nítida entre las normas para los creyentes en base a una decisión voluntaria y las normas para todos los miembros de la sociedad”, afirmó la investigadora, “la finalidad del estado laico es dejar un espacio de soberanía a los individuos para que determinen libremente sus convicciones”.

La laicidad, frente a la polarización del discurso público provocada por éstos sectores conservadores y religiosos, encuentra nuevos retos: su defensa se presenta como una pieza clave en una sociedad democrática.

Antonio Lazcano Araujo refirió que la Iglesia y el creacionismo debilitan al aparato educativo mexicano y a la sociedad laica, el único tipo de sociedad donde todos cabemos: “el objetivo real contra el aborto, el matrimonio igualitario y la adopción es pretender ganar una mayor presencia política en un momento de mayor debilidad del Estado -ocasionado por las incapacidades del Gobierno- y golpear la educación pública y laica”, comentó el miembro de El Colegio Nacional.

El destacado biólogo también alertó sobre el aumento de grupos evangélicos fundamentalistas en los Estados Unidos, España e Italia, que distribuyen propaganda creacionista y antidarwinista entre los inmigrantes mexicanos, sudamericanos y musulmanes ilegales. “Yo creo que la mejor manera de detener estos avances -cada vez más visibles- de grupos conservadores y creacionistas, sería reforzando –precisamente- la calidad de la enseñanza”, puntualizó Lazcano Araujo.

Roberto Blancarte finalizó la jornada de reflexión disertando sobre la religión y la ciencia; sobre sus métodos para conocer y desarrollarse. El investigador de El Colegio de México subrayó la importancia de respetar las creencias, los derechos y libertades de cada quien, tomando en cuenta la diversidad y el conocimiento científico en las discusiones sociales.

“Si queremos construir una sociedad respetuosa tenemos que basarnos en lo que dice la ciencia y no la opinión religiosa”, reiteró Blancarte, “el problema de las religiones es que no están contentos con tener su libertad sino que quieren negárselas a otro; en la sociedad moderna, con excepción de Trump, nos hemos dado cuenta que la sociedad es diversa y no todo el mundo es igual y no tiene por qué serlo”.

Asimismo, María de Jesús Medina Arellano, Felipe Gaytán y Jorge Linares presentaron los nuevos títulos de la colección Cultura laica, que publica la Cátedra Extraordinaria “Benito Juárez” y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM sobre el laicismo y otros temas relacionados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: