Advierte CEEY riesgo de continuar con alza en tasas de interés

by

ADVIERTE CEEY RIESGO DE CONTINUAR CON ALZA EN TASAS DE INTERÉS

· La autoridad monetaria debe reconocer que, quizá por algunos años más, la principal amenaza para la inflación no vendrá de la demanda agregada, sino de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos en un contexto internacional de elevada aversión al riesgo. Por ello, recurrir a alzas en la tasa de interés en estas circunstancias no parece ser lo adecuado.

· Un desafío tan atípico como el que enfrenta la economía mexicana requiere de respuestas no convencionales, por lo que las autoridades deben buscar herramientas alternativas.

· Otros países, como Chile, han buscado limitar la entrada y salida abrupta de capitales mediante una tasa al crédito del extranjero y la imposición de una duración mínima para la tenencia de activos nacionales.

Ciudad de México, noviembre 28, 2016.- Lo que menos necesita ahora la economía mexicana es una política macroeconómica que debilite la demanda agregada a través de elevar la tasa de interés, ya que en 2017 podríamos encontrarnos en una situación alarmante, advirtió Marcelo Delajara, director del Programa de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Afirmó que la autoridad debe reconocer que, por algunos años, la principal amenaza para la inflación no vendrá de la demanda agregada sino de la normalización de la política monetaria de Estados Unidos en un contexto internacional de elevada aversión al riesgo. Por ello, recurrir a alzas en la tasa de interés en estas circunstancias no parece ser lo adecuado.

Incluso advirtió que durante el presente año la política monetaria se volvió restrictiva (el Banco de México elevó su tasa de interés objetivo en cuatro ocasiones) aun cuando la brecha del producto es negativa y la inflación alcanzó niveles mínimos históricos.

Las autoridades deben buscar herramientas alternativas y, de esta manera, evitar brincarse las reglas monetarias y fiscales a las que se habían comprometido.

Delajara recordó que las subastas de dólares y las intervenciones automáticas para hacerle frente a la presión del tipo de cambio, han perdido tracción.

"Otros países, que comparten con México un objetivo de política monetaria similar, han implementado acciones que buscan suavizar el impacto que tiene la regularización de la política monetaria de Estados Unidos sobre los movimientos internacionales de capitales y sobre el tipo de cambio", afirmó.

Señaló el caso de Chile, que ha limitado la entrada y salida abrupta de capitales mediante una tasa al crédito del extranjero; la imposición de una duración mínima para las inversiones extranjeras en activos financieros; e incluso otorgado incentivos para que los capitales se dirijan a inversiones en proyectos productivos.

En su nota "Crecimiento económico y empleo en México durante 3T 2016", Delajara comentó sobre la evolución reciente del PIB, del empleo y de la confianza de empresarios y consumidores.

ACTIVIDAD ECONÓMICA

Sobre la Actividad Económica, la nota destaca la tasa de crecimiento del PIB en Tercer Trimestre (3T) 2016, que fue 2.0%, después de haber sido 1.5% en el segundo trimestre del año. Esta aceleración era esperada ya que prácticamente todos los pronósticos sitúan a la tasa de crecimiento para 2016 en un mínimo de 1.9%, y dado que la economía creció 2.3% y 1.5% en Primer Trimestre (1T) 2016 y Segundo Trimestre (2T) 2016, respectivamente, se esperaba un crecimiento promedio de 1.9% en la segunda parte del año.

"La aceleración del PIB en 3T 2016 se asocia a un mayor dinamismo en el sector primario y en el terciario. La tasa de crecimiento anual en el primer sector pasó de 3.9% en 2T 2016 a 4.8% en 3T 2016; en el caso del sector terciario pasó de 2.4% a 3.3%.

"En los servicios, los subsectores que presentaron mayor dinamismo fueron información en medios masivos; servicios financieros y de seguros; servicios profesionales y servicios de esparcimiento, culturales y deportivos".

Sin embargo, la actividad en el sector secundario profundizó su caída entre 2T 2016 y 3T 2016: la variación anual del PIB en ese sector pasó de -0.3% a -0.9%. Este resultado se debe al desempeño negativo de la minería, tanto petrolera como no petrolera, así como al débil crecimiento de la actividad en las manufacturas y en la construcción.

Por el lado de la demanda agregada, el repunte del PIB fue favorecido por la incipiente recuperación en las exportaciones.

"Éstas moderaron la caída que presentaron, tanto en 1T 2016 (-6.7%), como en 2T 2016 (-4.6%), y presentaron una variación anual de -0.8% en 3T 2016. Cabe destacar que en el mes de septiembre las exportaciones no petroleras ya presentaron variaciones anuales positivas, lo que podría señalar el inicio de una recuperación en este sector".

Respecto a la inversión, ésta continuó afectando de manera negativa la demanda agregada al profundizar su caída en el tercer trimestre (-1.3%) respecto a la que registró en el trimestre previo (-1.0%). De manera congruente, el índice de confianza empresarial en general continuó deteriorándose en 3T 2016, aunque a un menor ritmo que en 2T 2016.

"Cabe señalar que en el mes de octubre volvió a deteriorarse la confianza empresarial y el índice cayó 4.9% en los sectores de la construcción y del comercio y 3.4% en el sector manufacturero", señaló.

En relación al gasto público, las cifras de su contribución a la demanda agregada para el tercer trimestre se conocerán en las próximas semanas. El análisis de la oferta y demanda global muestra que en 2T 2016 el consumo del gobierno recuperó dinamismo después de haber presentado una variación anual negativa en 1T 2016. Por su parte, la inversión bruta fija pública continuó cayendo a tasa anual en 2T 2016.

MERCADO LABORAL

Los niveles de los indicadores muestran una situación relativamente estable en el mercado laboral. La tasa de crecimiento anual del empleo formal (del número de trabajadores afiliados en el IMSS) se ubicó en 3.8% en 3T 2016, solo ligeramente por debajo del promedio de 4% de los últimos 5 años. La tasa de desocupación en el trimestre de referencia fue 4%, menor al promedio para el último año (4.2%). Asimismo, la tasa de informalidad fue 57.4% en el trimestre, similar a la que se observó en los últimos trimestres.

"Sin embargo, la dinámica de los indicadores revela un comportamiento mixto en el margen. Por un lado, la tasa de desocupación y la de informalidad presentaron en 3T 2016 valores ligeramente por encima de los registrados en el trimestre previo; por el otro, la tasa de crecimiento del empleo formal del IMSS fue ligeramente superior a la del segundo trimestre", señala.

CONFIANZA DEL CONSUMIDOR

Hasta 1T 2016, el Índice de Confianza del Consumidor se había mantenido estable en un nivel relativamente bajo y aparentemente desacoplado de las mejorías en el PIB y en la inflación que se observaban en ese momento.

En cambio, a partir de 2T 2016 se observó una clara reducción en la confianza de los consumidores en tándem con un aumento en el Índice de Miseria Económica (IME, la diferencia entre la tasa de inflación y la tasa de crecimiento de la economía). Esta situación se profundizó en 3T 2016.

"El aumento del IME en 2T y 3T 2016 se asocia principalmente con el aumento en la tasa de inflación y, en menor medida, con la desaceleración del PIB en el segundo trimestre del año. Así, el Índice de confianza de los consumidores parece volver a comportarse congruentemente con la tendencia de la inflación y del crecimiento en esta última parte del año", señala el análisis de Delajara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: